Publicado por Vitasalud & archivado en Artículos.

Hoy os cuelgo un artículo maravilloso de mi buen amigo Víctor Küppers. Es una de las personas más motivadoras, enérgicas y entusiastas que conozco en la vida. Su mensaje es como las vacunas: que necesitan dosis de recuerdo.

En este artículo nos regala 7 propósitos para ser más entusiastas y que pueden ponerse en práctica a partir de mañana.

Víctor, quiero darte las gracias por animarme a emprender, ¡y por creer en mi proyecto!

Rocio Ripoll


Siempre me ha sorprendido ver que haya tanto cenizo y tan poco entusiasta, muchas personas pesimistas y negativas y muy pocas optimistas y positivas.

El entusiasmo no es genético. No es “lo que te pasa”, es “cómo reaccionas ante lo que te pasa”, y esta forma de reaccionar la decidimos cada uno de nosotros.

¿Cómo ser más entusiasta?

Primera opción: esperar a que las circunstancias sean favorables, a que la vida nos sonría; esta es la opción de los mediocres.

Segunda opción: aprender a pensar sano, gestionar los pensamientos, elegir los positivos y eliminar los negativos.

Aquí apunto 7 propósitos que se pueden poner en práctica a partir de mañana:

1. Disfruta con lo que te toca hacer

“Lo que diferencia a los campeones de los que no lo son es que los segundos intentan divertirse con aquello que les apetece y los primeros se divierten con lo que deben hacer”. Hay otra frase que también me gusta mucho y que tampoco sé de quien es: “el truco no consiste en hacer lo que te gusta, sino en que te guste lo que haces”.

2. Sé agradecido

No valoramos lo que tenemos, muchas veces no sabemos lo privilegiados que somos. Vete a visitar un hospital, entra, siéntate diez minutos en una sala de espera y cuando salgas te darás cuenta lo afortunado que eres. Levántate por la mañana y piensa en tres cosas por las que tienes que dar gracias a Dios, ¡te levantarás alegre!

3. ¡No te quejes!

La vida está llena de llorones, de quejicas. Algo no te gusta?, cámbialo!, no puedes? Serenidad y céntrate en algo que sí dependa de ti; no te quejes, no critiques y aléjate de los cenizos, son contagiosos!

4. Ponte ilusiones

¡Disfruta el presente y proyecta el futuro! Si no tienes ilusiones, estas muerto. ¡Póntelas! ¿Qué te hace ilusión? ¡Hazlo! Vete a pasear por un bosque, compra un buen libro, organiza una cena con tus amistades, vete un fin de semana a un lugar que te apasione, juega con niños, escucha sus divertidas conversaciones…

5. Ayuda a los demás

No hay nada que llene tanto como ayudar y hacer favores a los demás. Muchas personas necesitan ayuda. Dedica tiempo, es el regalo más preciado porque es lo que más valoramos.

6. Reparte alegría

Desarrolla el sentido del humor. Somos bombillas con piernas, y hay bombillas de 30.000 watios y bombillas fundidas. ¿Qué hay mejor que hacer felices a los demás? La Madre Teresa de Calcuta decía: “que se acerque jamás a ti sin que al irse se sienta un poco mejor y más feliz”. ¡Este sí que es un gran propósito!

7. Cuida a las personas que más quieres

Dedícales tiempo, repíteles cuánto les quieres, ten detalles con ellos, reza por ellos. ¿Cuáles son las tres cosas más importantes para ti en la vida? ¿Cuánto tiempo le dedicas a ellas? Sin ser coherente es imposible ser entusiasta, no te parece?

 

victor-kuppers_ok

Víctor Küppers

 

3 Comentarios para ““Somos bombillas con patas” de Víctor Küppers”

  1. juan

    Víctor, es grande, muy grande y sus reflexiones sencillas y poderosas¡¡¡¡, un lujo a tu alcance.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>