HAPPY KIDS

Jugar para ser felices (8.6.)

Nombre

Gloria Díaz García

Experta del Plan: Happy Kids

Lda. Ciencias de la Educación. Especialidad: Pedagogía terapéutica. UAB. Logopeda Educación Especial.
"La motivacíon nos impulsa a comenzar y el hábito nos permite continuar."

Ver más

El último de los retos incluido en este plan, que persigue el objetivo de enseñara nuestros hijos a jugar para ser felices, se cierra con una serie de juegos y actividades dinámicas que puedes poner en práctica de una forma muy fácil y divertida.

 

Prepara fiestas de cumpleaños o aprovecha las reuniones familiares para que tus hijos disfruten jugando con sus amiguitos o compañeros de colegio.

El submarino, el torito o la araña peluda les ayudarán a desplegar todos sus sentidos y a desarrollar las capacidades de atención, observación, concentración y memorización, así como a fomentar valores como el compañerismo, la cooperación, el trabajo en equipo y la ayuda mutua. Este grupo de juegos que te presentamos a continuación se pueden adaptar a franjas de edad diferentes, pues se conseguirán diferentes objetivos específicos según cada etapa de la infancia.

El juego es considerado una fuente de creatividad para los niños, pues a través de ellos buscan, exploran y experimentan cosas nuevas, por lo que no solo ayuda a despertar el ingenio, sino también a desarrollar sus capacidades cognitivas y motoras, además de sus destrezas a nivel social.

Es a raíz del juego cuando los niños comienzan a conocerse a sí mismos y al resto, estableciendo sus primeros vínculos de seguridad, confianza y amistad con otros niños. Es por ello que se considera el juego como un medio de socialización primario y fundamental.

Además, el juego les permite expresar sus emociones, sentimientos y pensamientos y les ayuda a comprender que existen una serie de normas que han de cumplir y respetar para convertirse en personas responsables y honestas.

Los juegos contribuyen a su vez a dejar espacio para que los niños puedan resolver posibles conflictos que surjan (por ejemplo que otro niño haga trampas), de manera que les proporciona las habilidades necesarias para tomar decisiones y afrontar dificultades.

 

A nivel físico, el hecho de que los niños jueguen les hace estar en permanente movimiento, lo que se traduce en un saludable ejercicio físico que apenas perciben como tal pero que mantiene en forma sus huesos, músculos y órganos, potenciando su fuerza muscular y ayudándole a desarrollar la coordinación, la psicomotricidad y el equilibrio.

De la misma forma que para un adulto el baile, la cocina o la práctica de un deporte son una buena terapia para combatir el estrés y la ansiedad, para un niño el juego es la herramienta indispensable para aliviar tensiones y dejar de lado las frustraciones, llevándole hasta un disfrute máximo y sacando su mejor sonrisa.

 

Imagen de Icono violeta Mariposa Vtasalud Podemos decir que el juego es divertido y esencial para un correcto desarrollo de los niños, contribuyendo a que nuestros hijos aprendan a jugar para ser felices.


Vitasalud
 

Es el momento de cuidarte...

¡Empieza Ya! ... ¡Es gratis!

Gana corazones, medallas y obtén tus diplomas, Haz el seguimiento de tus LOGROS, Consigue DESCUENTOS y PROMOCIONES EXCLUSIVOS, Accede a contenido PREMIUM, Recibe CONSEJOS PRÁCTICOS

Actividades del Reto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>