PONTE GUAPA > 3.2- Cuidados Corporales

3.2.1 Hábitos de la limpieza corporal diaria

¿Sabías qué…

…ducharse varias veces al día y enjabonándose en exceso puede ser más perjudicial que no hacerlo?

 

Hábitos de la limpieza corporal diaria

Por contrario que pueda parecernos ducharse demasiado puede comportar más desventajas que beneficios. Y es que la higiene personal excesiva puede acabar con las barreras protectoras naturales de nuestra piel, facilitando la entrada a los microorganismos.

 

Aunque aparentemente nuestra piel parezca limpia o pensemos que lo está por que no hemos hecho ejercicio físico o hemos ido a un lugar con suciedad (playa, campo, parque…) lo cierto es que nuestro cuerpo tiene un “imán” para atraer la suciedad; y es que el propio aceite que secreta nuestra piel para protegerla del medio ambiente absorbe la tierra, el polvo y la polución.

Así pues, ¿cómo podemos eliminar esta suciedad?

Pon atención a estos consejos de limpieza corporal:

♦ Jabones:

Debes emplear jabones especiales que ayuden a “disolver” esa grasa que puede favorecer el crecimiento de bacterias y gérmenes. Se recomiendan jabones delicados y cremosos, con ingredientes naturales, libres de sustancias químicas y sin fragancias, que no dejen residuos y aporten una sensación de suavidad y frescura al acabar el baño. Evita aquellos que resecan la piel y que son agresivos y busca los que tengan un PH moderado. Por sus excelentes resultados son ideales los de avena, miel, glicerina o aceite de argán y se desaconsejan los antibacterianos, que aunque son buenos para lavar las manos antes de cocinar no lo son para un uso corporal diario.

plan03-ico-recuerda-30x30  Dosifica el producto:no lo malgastes enjabonándote demasiado, pues un exceso de jabón disuelve hasta la grasa que sí es necesaria para proteger el cuerpo de agentes externos.

♦ ¿Cómo los aplicamos?

Para evitar rojeces e irritaciones en la piel muchos dermatólogos desaconsejan el empleo diario de esponjas, las cuales se van degradando con el uso, haciéndose cada vez más ásperas y rugosas; es mejor “frotar” suavemente con la misma mano.

♦ ¿ Dónde los encontramos?

Desde Vitasalud, hemos realizado una cuidada selección de jabones y cremas de ducha de origen vegetal. Descúbrelos y empieza a cuidarte desde hoy mismo!

♦ El agua:

Es importante que te duches con agua caliente, pues el calor es el que abre los poros y libera toda esa suciedad acumulada. Al final puedes darte unos minutos con agua fría para volver a cerrarlos y gozar de esa sensación de sentirse como nuevo.

♦ Cada parte de nuestro cuerpo:

Para una correcta higiene corporal debes prestar atención a cada parte de tu cuerpo, haciendo un recorrido detallado desde el rostro y el cabello hasta las uñas de los pies. ¡No te olvides de esos recovecos que a veces pasan desapercibidos!

Las axilas:

Dale especial importancia a las axilas: se recomienda llevarlas depiladas, pues el propio vello y la humedad en esa zona son el campo de cultivo perfecto para las bacterias causantes del mal olor. Limpia y cuida también los genitales: deben lavarse diariamente de forma individual si no es con una ducha completa. En el caso de las mujeres se aconseja emplear jabones íntimos, sin hacerlo de manera reiterada pues abusar de estos productos puede acabar con la flora vaginal. Los hombres también deben emplear jabones adecuados para la zona íntima, retirando el glande para una correcta limpieza.

Las uñas:

Recuerda que para las uñas, muy vulnerables a las infecciones fúngicas, puedes ayudarte de cepillos específicos cuyas cerdas permitan penetrar en el interior y limpiarlas en profundidad, sobre todo si tienes una profesión que implica un contacto diario con ciertas sustancias (grasa de taller mecánico, pinturas, manipulación de alimentos…). Para una higiene completa mantenlas cortas, no te las muerdas y aplica de vez en cuando aceites para nutrirlas.

Los oídos:

En cuanto a tus oídos debes limpiarlos de forma suave, sin emplear bastoncillos, ya que es una zona muy delicada que puede ser dañada fácilmente con cualquier mínima presión. Además, los hisopos empujan la cera hacia dentro y pueden generar problemas de audición. Lo ideal es emplear un jeringa con solución salina sin introducirla hasta dentro o bien utilizar los conos de cera de abeja

El cabello:

En cuanto al lavado del cabello, la utilización de uno u otro champú dependerá de diversos factores como la medida, el grosor, si es natural o teñido, si está fuerte o quebradizo, si existen problemas como la caspa… Bastará con dar una enjabonada frotando suavemente toda la superficie con las yemas de los dedos, durante al menos 2 minutos. Ponle énfasis en la raíz, ya que es la zona donde se acumula más grasa. Posteriormente aplica una mascarilla nutritiva para darle una hidratación y brillo extra y facilitar el desenredo.

♦ El aclarado:

Un buen aclarado del cuerpo es esencial para eliminar cualquier residuo de producto, tanto de jabón como de champú. El secado también es un paso importante en el cuidado de nuestra piel: el mejor método es presionar la piel son suavidad para que la tela vaya absorbiendo poco a poco el agua.

¡Nunca frotes con rapidez y brusquedad!

Y ves renovando las toallas periódicamente para que tengan un tacto suave y no raspen. Vestirse sin estar completamente seco puede favorecer la aparición de hongos, por ello debes secar muy bien esas zonas más escondidas como los dedos de manos y pies, la parte trasera de las rodillas, los pliegues de las nalgas…

Para secar el pelo debes aplicar la misma técnica de presionado sobre el cabello y nunca frotar para evitar que se abran las puntas.

Ejercicio:

 plan03-ico-ejercicio-30x30Haz un AUTOANÁLISIS sobre tus hábitos de HIGIENE CORPORAL

En el siguiente ejercicio te proponemos un cuestionario para que determines si llevas a cabo unos correctos hábitos de higiene corporal. Cuando te hayas contestado a todas estas preguntas podrás saber si tu rutina diaria de limpieza es adecuada para lucir una piel saludable o por el contrario debes cambiar o mejorar ciertas costumbres:

¿Te duchas diariamente?

¿Cuántas veces al día te duchas?

¿Te aplicas una ducha rápida o te das un baño más largo?

¿Qué tipo de jabón empleas?

¿Utilizas esponja, manopla o te das con la mano?

Cuando te duchas, ¿prestas atención a cada parte de tu cuerpo o a veces con las prisas se te olvida lavarte alguna zona?

¿Empleas cepillos para las uñas?

¿Utilizas bastoncillos para los oídos?

¿Te exfolias alguna vez por semana?

¿Qué ritual sigues para el secado del cuerpo y del cabello?

¿Tus toallas se encuentran en buen estado? (¡haz una revisión!)

 

plan03-ico-recuerda-30x30¡Consejo!: Aunque a todos nos encantaría podernos dar un relajante baño debes saber que es mejor darse una ducha rápida, pues cuanto menos tiempo estemos en contacto con el agua menos se nos resecará la piel. Puedes hacerlo ocasionalmente, pero no lo tomes como una rutina diaria. ¡Ahorrarás en tiempo y dinero y tu piel te lo agradecerá!

 

 


Vitasalud
 

Es el momento de cuidarte...

¡Empieza Ya! ... ¡Es gratis!

Gana corazones, medallas y obtén tus diplomas, Haz el seguimiento de tus LOGROS, Consigue DESCUENTOS y PROMOCIONES EXCLUSIVOS, Accede a contenido PREMIUM, Recibe CONSEJOS PRÁCTICOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>